PRINCIPIOS CLAVE DE LA ATENCIÓN TEMPRANA TEMPRANA Y LAS PRÁCTICAS EFECTIVAS (V)

División de Primera Infancia del Consejo para Niños Excepcionales (DEC)

Asociación Nacional para la Educación de Niños Pequeños (NAEYC)

1. Los bebés y los niños pequeños aprenden mejor a través de experiencias cotidianas e interacciones con personas conocidas en contextos familiares.

Brindar acceso a una amplia gama de oportunidades de aprendizaje, actividades, entornos y entornos es una característica definitoria de la inclusión de alta calidad en la primera infancia.
Se deben identificar las oportunidades de aprendizaje en los entornos naturales del niño, incluidas las oportunidades de aprendizaje que se producen en esos entornos.
La participación más activa de los padres en el programa de sus hijos parece estar relacionada con un mayor progreso en el desarrollo.
Los cuidadores regulares y las rutinas regulares brindan las oportunidades más apropiadas para que los niños aprendan y reciban la mayoría de las otras intervenciones.
Los niños pequeños aprenden a través de interacciones continuas con su entorno natural en lugar de en lecciones o sesiones aisladas.

2. Todas las familias, con los apoyos y recursos necesarios, pueden mejorar el aprendizaje y el desarrollo de sus hijos.

Las prácticas basadas en la familia proporcionan o median la provisión de recursos y apoyos necesarios para que las familias tengan el tiempo, la energía, el conocimiento y las habilidades para proporcionar a sus hijos oportunidades de aprendizaje y experiencias que promuevan la competencia y el desarrollo del niño.
Los profesionales deben fortalecer las capacidades de las familias para apoyar el desarrollo de sus hijos de una manera que pueda aumentar el sentido de competencia de los padres en las familias, no el sentido de dependencia de las familias en los profesionales o sistemas profesionales.
Las intervenciones deben basarse en las fortalezas y los activos de los niños, los padres y la familia para obtener beneficios y resultados óptimos.

3. La función principal del proveedor de servicios en la intervención temprana es trabajar y apoyar a los familiares y cuidadores en la vida de un niño.

Las familias son la constante en la vida de un niño, por lo tanto, las prácticas deben honrar y facilitar los roles de cuidado y toma de decisiones de la familia.
Las familias o los padres se consideran centrales y los que toman las decisiones más importantes en la vida de un niño.
Los miembros de la familia, los profesionales, los especialistas y los administradores deben tener acceso al desarrollo profesional continuo y al apoyo para adquirir el conocimiento, las habilidades y las disposiciones necesarias para implementar prácticas inclusivas efectivas.
Al reconocer el papel central de la familia, los proveedores, las agencias y los miembros de la familia deben trabajar juntos como un equipo, en lugar de como individuos.

4. El proceso de intervención temprana, desde los contactos iniciales hasta la transición, debe ser dinámico e individualizado para reflejar las preferencias, los estilos de aprendizaje y las creencias culturales de los niños y los miembros de la familia.

El respeto por todos los niños y las familias es un valor fundamental respaldado por DEC.
Los maestros y otras personas que trabajan con y en nombre de los niños y las familias deben respetar, valorar y apoyar la cultura, los valores y los idiomas de cada hogar y promover la participación activa de todas las familias.
Los profesionales utilizan datos continuos para individualizar y adaptar las prácticas para satisfacer las necesidades cambiantes de cada niño.

5. Los resultados del IFSP deben ser funcionales y estar basados ​​en las necesidades y prioridades de los niños y las familias.

Los miembros del equipo se centran en el funcionamiento individual del niño (por ejemplo, compromiso, independencia, relaciones sociales) en los contextos en los que vive, no en el servicio.
Se enfatiza la funcionalidad para garantizar que los niños reciban una intervención dirigida a resultados valorados o resultados que importan en su vida diaria.

6. Las necesidades e intereses prioritarios de la familia son atendidos de manera más adecuada por un proveedor primario que representa y recibe apoyo del equipo y la comunidad.

Se recomienda el modelo transdisciplinario de prestación de servicios para evitar fracturar (o segregar) los servicios a lo largo de líneas disciplinarias.
Un valor crítico incrustado en las prácticas transdisciplinarias es el intercambio de competencias entre los miembros del equipo.

7. Las intervenciones con niños pequeños y miembros de la familia deben basarse en principios explícitos, prácticas validadas, la mejor investigación disponible y las leyes y reglamentos pertinentes.

Las prácticas recomendadas de DEC tienen dos objetivos principales:
1. Producir un conjunto de recomendaciones empíricamente respaldadas para practicar con niños pequeños con discapacidades desde el nacimiento hasta los 5 años, sus familias y aquellos que trabajan con ellos.
2. Aumentar la probabilidad del uso y la adopción de las Prácticas recomendadas mediante la identificación de “apoyos indirectos” necesarios para mejorar la práctica del servicio directo.
Las prácticas están respaldadas por la evidencia de la investigación, la experiencia y los valores de las partes interesadas y la validación de campo.
El campo ahora tiene una gran cantidad de investigación para guiar las decisiones de los profesionales relacionadas con la organización e influencia de las experiencias de los niños.